Breves historias de amor en tiempos de internet

Desde que internet se volvió tan cotidiano en nuestras vidas, las formas de hacer muchas cosas cambiaron; entre esas el amor…

La fórmula de la vieja escuela de hablarle a alguien que nos atrae y atreverse a pedir el teléfono en una servilleta, ha cambiado. Hoy el amor puede ser un solo clic y así podemos tener un romance al otro lado del mundo.

Siempre me han parecido complejas las relaciones sentimentales. Ahora, en la era digital, me parecen aún más. En el fondo, creo que TODOS los de mi generación y las que vienen, han tenido o tendrán una historia de amor por internet.

Por eso mientras todos hablan de muertos, yo quiero rendirle un tributo recopilando algunas cortas historias de éxito y fracaso en relaciones amorosas que algunos amigos y hasta yo, hemos tenido a la distancia.

Este post va para largo, así que pónganse cómodos y traigan café.

Un amor por Email

Historias de Amor por internet

Juan conoció a Natalia, su novia costarricense, por medio de una página web. Era el año dos mil algo y no existía aún el Facebook ni nada de eso. Se hablaron por ICQ, se gustaron y se comunicaban por mails que Juan se levantaba a leer todas las mañanas antes de ir a la universidad y trasnochaba escribiéndole a su amada cibernética.

Imitando las costumbres de antaño, cada seis meses se enviaban cajas con regalos, cartas y cosas que les hacía sentir su relación más presencial. Era una bonita práctica ver un paquete llegar de Costa Rica cada seis meses.

Tiempo después, optaron por conocerse. Él con unos ahorros viajó a Centroamérica y desde que llegó al aeropuerto, el flechazo fue inmediato. Duraron cinco años de novios, cinco años de e-mails;  viajes allá o acá; montones de cajas con cartas, camisetas, osos de peluches, banderas binacionales y muchos planes juntos.

“Él con unos ahorros viajó a Centroamérica y desde que llegó al aeropuerto, el flechazo fue inmediato”

 

Juan se lanzó al agua, y le propuso matrimonio. Tendrían que pensar ahora en cuál de los dos países vivirían su historia de amor.

Hasta que de repente,  la distancia misma que empezaron cortando a través de correos electrónicos y encomiendas internacionales, hicieron que las escasas posibilidades de verse y las ganas de estar juntos, se suplieran por un man que siempre fue el mejor amigo y consejero de Natalia, quien ahora suplía las necesidades físicas que Juan no pudo darle.

Natalia  no se opuso a la posibilidad de construir algo con una persona de carne y hueso, a la que no debía enviar e-mails cada noche. En cambio dejó a Juan solo, desilusionado y con una boda medianamente organizada en su país y un escarnio social con todos sus amigos.

Ella se fue dejándolo con la certeza que las relaciones a distancia, no son del todo duraderas ni aun con una propuesta de matrimonio encima.


All you need is… ¿Amor? 

Amor en internet

Hace unos años viajé a Nueva York. En medio de una visita al MOMA, en una exposición de Andy Warhol, justo un día antes de irme, conocí a Matt, quien también dejaría la ciudad al otro día. Él era inglés, tenía  30 años y era estudiante de PHD de la Universidad de Liverpool.

Él se me acercó, y comenzó a hablarme de la vida del ilustre Warhol. Me dijo que antes de ser economista, había querido ser artista o músico.

Hablamos, tomamos café, visitamos otros museos, fuimos de compras y aprovechamos todo el tiempo que pudimos, antes de tomar el avión de regreso.

Cuando nos fuimos a despedir -tal vez para siempre- Matt me dijo que yo le gustaba. El sentimiento era mutuo, pero ambos acabábamos de vaciar nuestras cuentas en unas vacaciones a la capital del mundo.

“Matt me dijo que no se llamaba Matt sino Boris y que estaba saliendo con una compañera del PhD”

En cuanto tomé el avión de regreso y él volvió a Inglaterra, me envió un mensaje que decía “all you need is AMOR

Seguimos hablando a diario por WhatsApp por muchos meses, pero la imposibilidad de poder vernos por nuestros trabajos, estudio y demás, debilitaron el incipiente gusto mutuo que teníamos.

Un día hablando de aquella canción de los Beatles, me dijo que él no se llamaba Matt sino Boris y que estaba saliendo con una compañera del PhD porque que no soportaba el vacío de la distancia, aun cuando hablábamos a diario.

Aseguró que la imposibilidad de poder vernos, darnos un beso y hasta tener sexo, lo hacían extrañarme y a la vez, sentir ganas de tener a alguien con quien si pudiera.

Ahí acabó todo. La distancia mató lo que la atracción no pudo.


En tierra de solteros, Tinder es el rey

Amor por internet

Lo primero que hace Felipe en las mañanas,  es revisar su Tinder a ver si hubo un match con alguien. És psicólogo, guapo y soltero de los que busca encontrar la pareja ideal allí o en donde sea.

Felipe encontró en Tinder la forma más eficaz de conocer mujeres, tener citas y por qué no, tener algo de sexo casual.

Al principio fue difícil y casi ninguna de opciones que aparecían en la aplicación le daban like de vuelta. Después se dio cuenta que con unas buenas fotos y una ligera conversación, pasaría de tener una a muchas citas.

Una amiga llegó a decirle que él era el rey de Tinder, pues consiguió ser muy popular en esta red y otras parecidas.

Un día coincidió con una chica que parecía ser interesante. Comenzaron las conversaciones, el intercambio de teléfonos hasta que un viernes en la noche, ella le propuso que fuera a su apartamento.

“Felipe prostituyó su ego buscando el amor en el lugar equivocado”

Felipe se perfumó y se fue a la velada. Se sorprendió cuando ella lo recibió sin emoción y no hubo química. Sin embargo, dieron paso a besos calenturientos, caricias excitantes y terminaron en un fogoso encuentro sexual donde saciaron su lujuria.

Al terminar el acto, la mujer le pidió de una forma seria y algo grotesca, que por favor se vistiera y se fuera; estaba esperando a su próxima cita en Tinder.

Felipe prostituyó su ego buscando el amor en el lugar equivocado, y se hastió de la superficialidad y banal forma de encontrar el amor a través de una aplicación móvil.

Pero no pierde la esperanza y sigue soltero.


Un sofá para el amor

Amor por internet

Ángela había terminado hace poco con su novio con el que duraron cuatro años. Después de esa triste experiencia llena de desamores y peleas, no quería volver a tener una relación sentimental en un futuro cercano.

Pero una noche de viernes aburrida en su casa, mientras ojeaba Couchsurfing -una página web de viajeros de la que hacía parte-, recibió un mensaje de un sujeto llamado Jerry. En su mal español le decía que su vuelo hacia Rio de Janeiro haría una escala en Bogotá por 24 horas y que le interesaba conocer la ciudad.

Ángela dudó si ser gentil con Jerry, otrora que le daba temor salir con una persona que no conocía. Así que llamó a su amiga Claudia, que junto con su novio y un amigo, le dijeron que la acompañarían a que le diera al gringo un tour por algunos sitios turísticos de Bogotá.

Jerry fue cordial y quedó fascinado con todo lo que el grupo de amigos le enseñó, se divirtió tomando chicha y aprendiendo español al estilo colombiano. Caminó por el centro, probó las  empanadas y bailó salsa; todo en el mismo día. Y le dijo a Ángela que le gustaría volver a conocer más lugares.

Al despedirse trató de darle un beso, pero ella se negó. Después de unos días, el correo de Ángela se saturó de emails de Jerry queriendo saber de ella. También le preguntaba cuándo sería propicio visitar Bogotá por segunda vez.

Al poco tiempo, Jerry volvió.  Ángela y él consolidaron una amistad basada en Facebook, e-mails y muchos mensajes de WhatsApp.

Pero eso fue cambiando. Con las constantes visitas de Jerry, así como el tiempo que iban compartiendo seguidamente a través de internet, formalizaron su relación.

“Pese a la distancia y las barreras del idioma que ambos instintivamente se esforzaban por aprender, decidieron hacerse novios”

 

Pese a la distancia y las barreras del idioma que ambos instintivamente se esforzaban por aprender, decidieron hacerse novios.

Al principio era difícil pensar que una persona de la que poco se sabía, fue tan constante en ahorrar parte de su sueldo como profesor, para visitarla a ella.

Nunca le pidió que fuera a EEUU si ella no lo quería, pero tampoco dejó de llamarla, escribirle y aún más, viajar por un fin de semana a su casa, donde hasta la abuelita ya lo conocía.

Y fue entonces cuando Ángela se aventuró a visitarlo a Estados Unidos. Meses después, en pleno Central Park, él le propuso matrimonio.

Se casaron en Colombia hace cinco años. Hoy viven en San Francisco, y continúan viniendo a Colombia seguidamente.

Un amor de internet que prosperó frente a tan malos pronósticos, y que empezó con una simple solicitud de sofá.


Amor por internet
Estas historias de amores turbios, muestran que en el amor virtual no todo es extremo:  Ni es color de rosa ni tampoco negro.

Allí nos enamoramos, dudamos, acortamos distancias, experimentamos, mandamos al carajo, nos reencontramos, pero sobre todo SIEMPRE nos ilusionamos.

Ahora cuéntenos su: ¿Cómo vive usted el amor en tiempos de internet? o si lo prefiere participe en nuestra CONVOCATORIA para que nuestros lectores nos cuenten su historia de amor online.

Historias de amor por internet
Click en la foto para más info

Publicaremos las mejores historias y realizaremos un bonito compilado para nuestros lectores. 🙂

—–>Si quiere leer más reflexiones de ducha, opiniones y diatribas, click aquí
—>Síganos en Facebook como Diatribando

Diatriba de: Jarnatural
Fotos historias Alexas_Fotos Fotos Cabezote Diseñado por Freepik 

19 thoughts on “Breves historias de amor en tiempos de internet”

  1. hola! me ha encantado leer tus pequeñas historias ciberneticas, algunas son tristes , otras divertidas, otras enfermizas…como la vida misma. Opino como tu que en internet no es todo rosa ni todo negro, algunas cosas salen bien y otras no tanto. Gracias por compartir !

  2. Me han gustado tus historias, me entristeció mucho lo de Juan y la muchacha de Costa Rica. No sé si tus historias están basadas en hechos reales, pero es la vida misma, lo que pasa cada hora, minuto, segundo en el mundo. Desconocidos que se conocen, y entablan una relación a distancia muchas llegan a buen puerto, otras terminarán uno más dolido que el otro,,Saludos.

    1. Hola Beauty.
      ¡Claro que son ciertas! lo curioso es que son 100% reales, aunque algunas sean disparatadas, son historias que vivieron algunas personas que conocemos!
      Gracias por leernos!

  3. Tus historias son hechos reales??? me ha gustado mucho la verdad como has contado la historia, la verdad que seguiré leyendo tu blog, siempre se agradece una buena historia para leer en estos días ya más frescos. Un saludo y enhorabuena por el blog en general!

    1. Hola Tuluk, qué bueno que te hayan gustado.
      Estas historias parecen inventadas porque tienen na mezcla de realidad y absurdo, sin embargo, TODAS son reales, por lo que son aún mucho más increíbles! Gracias por leernos, no olvides suscribirte para recibir nuestras diatribas y algunos regalitos que les damos a los fieles lectores de este blog.
      Si te interesa, puedes participar de nuestra convocatoria, escribiendo tu propia historia de amor. Revisa este link: http://diatribando.com/convocatoria/ y anímate a escribir la tuya!!

      Un saludo!

  4. Me han gustado mucho las historias.
    Yo siempre suelo leer estas historias para ver como acaban. Es una pena, porque puedes encontrar a tu alma gemela, y por la distancia o porque no se esfuerzan lo suficiente, lo dejan pasar.
    En el fondo, siempre me dan pena estas historias.

    1. Hola!

      Nadie dijo que el amor fuera color de rosa, pero lo interesante de estas experiencias cibernéticas es cómo internet logra hacernos latir el corazón, aunque sea un ratico.

      Gracias por tu lectura!

  5. Hola!
    Wow me ha encantado descubrir estas historias de amor por internet, me has tenido super enganchada y quiero leer más relatos cortos así!
    La verdad es que viene bien un poco de esperanza y optimismo al final, porque todas las demás historias son muy tristes. Sobretodo la primera, ya con una propuesta de matrimonio y todo..
    Aunque siendo sincera, yo no creo en el amor nacido en internet, y menos si hay distancia de por medio
    Un besazo

    1. Hola Arien.

      Es triste que algunas historias que tenían tanto futuro, hayan terminado con un final tan triste. Pero así es el amor y más en tiempos de internet.
      Te invitamos a que te suscribas a nuestro blog, y así recibas contenido exclusivo y nuestras Diatribas (donde por supuesto, habrá más y más historias de amor)

      Un saludo!!

  6. Lo cierto es que las 3 historias me dejan conla boca abierta. yo no he descatado nunca poder enamorarme por internet y de hecho sali con un chico aunque no funciono. actualmente prefiero ir conociendo a las personas en tiempo real y poco a poco…pero ya sabes “nunca digas nunca”…
    la historia que mas me ha impresionado es la primera sin duda alguna ya que lo hicieron del modo mas antigüo que habia y ademas teniendo esos bellos detalles de enviarse cajas con regalos y cartas… me parece precioso…
    Ves fotos de la persona, te vas enamorando a lo tonto cuando ves que congenias en todo… solo esta el miedo a ver si sera lo mismo a la hora de verse y si se seguira sintiendo lo mismo y donde vivir…
    Me ha encantado el post. Saludos

    1. Hola Belswan.

      Gracias por leernos!

      Es una pena saber que no siempre el amor que queremos para nosotros, nos corresponda.Fíjate que en la primera historia, hubo de por medio una propuesta de matrimonio…¡y ni eso sirvió!
      Aún así, algunos de los que se arriesgaron, tuvieron un final feliz. Los demás, como muchos, vivieron una corta ilusión que solo duró un pequeño instante, pero seguro, -por largo o corto que sea- les hizo latir su corazón.

      Gracias por tu lectura y no olvides suscribirte a nuestro blog!

      Un saludo!

  7. Menos mal que al menos la última historia que nos cuentas acaba bien, porque ya iba a quedarme con una sensación triste. Todo es tan bonito hasta que deja de serlo. Lo que digo yo siempre es que viva donde viva cada uno, sea puerta con puerta o km de por medio, si hay voluntad y esfuerzo por ambas partes puede salir bien. Pero ya vemos con tus amigos que uno cayó y no pudo ser, bss!

  8. Wow that was odd. I just wrote an very long comment but after I clicked submit my comment didn’t appear. Grrrr… well I’m not writing all that over again. Anyways, just wanted to say great blog!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *